El arte de combinar correctamente el cinturón con el calzado no es solo cosa del sector femenino. Los hombres, como garantes del buen gusto, también pueden lucir perfectos con unos complementos acordes al look.

La función principal del cinturón no era, en el momento de su creación, nada estética. Su única función era el hacer que no se cayeran los pantalones. En pleno siglo XXI la cosa ha cambiado mucho. Actualmente es un accesorio práctico y muy estético, siempre que sepamos combinarlo adecuadamente.

El cinturón se ha convertido en un elemento de vital importancia en un look. Una mala elección del cinturón puede echar a perder hasta el mejor de los outfits. De igual manera, una vestimenta poco lúcida puede transformarse por completo si combinamos los complementos de manera adecuada.

Las reglas del cinturón para combinar y acertar

Aunque parezca una tontería, el hecho de combinar zapatos y cinturón puede ser fundamental para ir acorde con tu estilismo y no desentonar en nada del contenido total de look.

Si no, solo tienes que imaginar esta situación: Si te pones un traje azul marino, con camisa blanca y unos zapatos Holborn Oxford negros todo pinta genial, ¿no? Pero si le añades un cinturón marrón de piel serraje, el juego cromático deja de ser ideal para hacer que te miren por ir mal combinado.

Si, por el contrario, elegimos un cinturón negro liso y de hebilla sencilla, conseguirás una armonía total en el outfit y todo quedará acorde para que te miren, pero con envidia sana.

Es por ello que tenemos aquí la primera regla del cinturón: por norma general, debe ser del mismo tono que los zapatos.

La siguiente regla con la que tenemos que jugar siempre en el ámbito de los accesorios es que el cinturón tiene que tener la anchura adecuada. Cuanto más ancho sea, más informal se presenta en un look. Así pues, vamos a dejar los cinturones más estrechos para ocasiones formales.

Con pantalones de corte chino, pueden combinar ambos, como excepción.

La tercera regla a seguir viene dada por la longitud del cinturón. Aunque vengan con más de la cuenta, no deben usarse todos los agujeros. Lo más recomendable es que uses los centrales. Así la lengua que sobresale será la adecuada, ni muy larga ni demasiado corta.

¿Tiene que pegar el cinturón con los zapatos?

La respuesta, como habrás podido comprobar es un SÍ rotundo.

En ocasiones informales, podemos usar el tipo de cinturón que queramos, porque cualquier tipo de piel, color o forma casará sin problema con botas, zapatillas o zapatos informales.

El problema surge cuando la ocasión requiere de cierta formalidad. Para ello, debemos intentar que el cinturón y el calzado sean del mismo tono y los colores y texturas deben ser estudiados previamente.

Finalmente, para eventos formales tales como bodas, bautizos o comuniones, lo obigatorio es acudir con un cinturón específico de traje, y solo podrás variar el color para casarlo con los zapatos.

Cinturones que no pueden faltar en tu armario

Finalmente, como imprescindible para un buen fondo de armario, creemos que el cinturón básico que todo hombre debe tener es el de piel liso y hebilla sencilla en negro. Es un complemento perfecto para cualquier zapato Holborn en color negro, tanto los Oxford, Derby, Loafers o Monkstrap. 

Si quieres ampliar las combinaciones posibles, el cinturón reversible en negro y burdeos sirve, aumenta las posibilidades al poder combinarlos con zapatos en color burdeos o corinto.

Y si tienes unos zapatos de ante o piel serraje, el cinturón a juego de piel serrraje es imprescindible para lograr un look perfecto.

Cmbinar tus zapatos y cinturón será tu apuesta ganadora.

Y ahora repasa tu armario, ¿tienes cinturones a juego con tus zapatos?

¡únete a la comunidad holborn!

Serás el primero en enterarte de las novedades de Holborn Shoes, nuevos artículos, precios exclusivos y más.

¡Comparte!