Elegir bien entre los diferentes tipos de calzado es tan importante como optar por un buen traje. De hecho, cualquier outfit puede acabar en un auténtico fiasco si no elegimos los zapatos adecuados.

El calzar los pies de manera correcta es todo un arte, hasta el punto de que existe un pensamiento genérico que indica que los zapatos dicen mucho de las personas que lo calzan.

Al igual que ocurre con la ropa, las joyas o los complementos, el calzado debe llevar siempre un sello personal, donde el hombre que los lleva se sienta identificado, y las personas que lo rodean identifiquen ese calzado con él.

A continuación, te presentamos los 4 modelos básicos que no pueden faltar nunca en el armario de un auténtico caballero: el Oxford, Monk o el zapato con hebilla, el Monopetzzo y el Tassel. Descubre las características de los distintos tipos de calzado y cual debes elegir según cada ocasión.

 

1. El Oxford o zapato con cordones con costura prusiana

Estos zapatos clásicos de hombre surgieron en Irlanda y Escocia, donde tenían el apodo de ‘balmorals’, pero pronto adquirieron gran popularidad en la Universidad de Oxford allá por el siglo XIX. Desde entonces, la popularidad de este zapato masculino no ha hecho más que crecer, hasta convertirse en todo un clásico que ha traspasado el tiempo y las modas. Los modelos de Oxford que puedes encontrar son:

Oxford negro, el primer clásico que no debería faltar en el armario de cualquier gentelman. Es la opción más acertada para las ocasiones que catalogamos como más formales. Combina a la perfección con todo tipo de trajes, desde un chaqué hasta un traje gris.

 

Chelsea Oxford Boxcalf Premium Negro

 

Otro modelo que no pasa de moda es el Oxford semi-brogue, un calzado punteado en su delantera y en las costuras. Siendo menos formal que el modelo anterior, queda muy bien con todo tipo de trajes de diario, pantalones de vestir, o incluso con unos tejanos. Un calzado muy estiloso que deberíamos tener en colores básicos como el negro o el marrón.

 

El Oxford fue considerado el calzado favorito del duque de Windsor, Eduardo VIII y, tras ello, se ha convertido en todo un clásico. Su principal característica es que es tremendamente versátil y queda muy bien, tanto con trajes en ocasiones informales como con pantalones chinos, e incluso jeans.

Un detalle muy curioso: aunque el Príncipe Guillermo de Inglaterra los lució en su anuncio de boda con Kate Middlenton, no es adecuado para este tipo de ocasiones tan formales.

 

2. El Monkstrap o zapato con hebilla de monje

Este modelo de zapato para hombre con una o dos hebillas, en lugar de cordones, resulta súper estiloso. De hecho, es tan elegante como unos Oxford y combina muy bien, tanto con trajes como con pantalones y blusas.

Siempre que elijas un zapato con hebilla recuerda que el pantalón tiene que ser algo estrecho y quedar justo por encima del zapato. De este modo, lucirás la hebilla y, por otro lado, esta no se enganchará con el pantalón. Por eso, no es compatible con el chaqué, que siempre tiene que quedar algo largo.

Luce unos Monkstrap con dos hebillas…

…o con una sola hebilla.

 

3. El monopetzzo

El Monopetzzo, un calzado que se caracteriza por ser muy similar al Oxford negro liso. La diferencia radica en que este último, el monopetzzo, no tiene ningún tipo de adorno. En su austeridad radica toda su elegancia.

Lo ideal es llevar estos zapatos para hombre acompañados de unos cordones de seda anchos para darle un aire glamuroso, y para un toque chic y muy diferente con cordones dorados o rojos. Elijas el que elijas, son la opción preferida cuando queremos que el zapato sea el protagonista de nuestro outfit.

 

4. El Tassel y otros mocasines

El Tassel es el mocasín formal de toda la vida. Su característica principal son sus borlas. Son muy utilizados en color burdeos, y también en negro. Además del modelo Tassel, existe otra variedad de mocasines formales muy utilizados que no tiene borlas.

Aunque es un calzado serio, no lo es tanto como el Oxford o el Monopetzzo. Es perfecto tanto para traje como para vaqueros.

 

¿Qué modelo le falta a tu armario?
¡Comparte!